Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana

Un nuevo vecino en el centro de Washington D.C.
En la mitad de la explanada de la capital estadounidense y vecino del monumento a Washington, se ve un gigantesco cubo rodeado de cables de bronce, ese, es el nuevo Museo Nacional de Historia y Cultura afroamericana, que comienza a ser parte de la familia de los museos del Instituto del Smithsonian.
Un gigantesco edificio de seis pisos y unos 37.200 metros cuadrados, tardo 8 años en ser construido. Está lleno de simbolismos por dentro y por fuera.
“La forma real se remonta a la arquitectura y arte yoruba donde una forma llamada cariátide y en la parte de arriba hay una corona, es una génesis de una idea y una forma particular, y el estilo por si solo nos lleva a lugares como Charleston y Nueva Orleans”, dijo Philip Freelon Arquitecto líder del proyecto, en una rueda de prensa.
UN 60 por ciento del museo esta dedicado a la esclavitud y el trato que se les daban a los negros hasta hace poco en el siglo pasado.
“Estamos en uno de los recintos más sagrados del país, y también estamos en terrenos donde las vidas humanas fueron una vez negociadas, donde los africanos fueron negociados y esclavizados y espero y creo que esas personas que fueron negociadas y tratadas como sombra, que sean reivindicados, validados y honrados por el museo y hay el deseo de asegurar que nadie olvida el impacto de estas personas y esta cultura, no sólo en América, sino en el mundo”, dijo Kinshasha Holman Conwill, Subdirectora del Museo Nacional de la Historia y Cultura Afroamericana
El museo alberga más de 400 mil artefactos que fueron recogidos durante 13 años, desde el momento que se dedicó construir. Seis pisos encierran recuerdos desde la llegada de los esclavos a estados unidos, la lucha por los derechos civiles, la tradición musical, deportiva hasta la conquista de la Casa Blanca.
Uno de los objetos simbólicos del museo es un vagón de tren donde en los años 20’s eran usados solamente para los afroamericanos.
 “El vagón pertenecía a un tren donde se segregaba y era el único vagón disponible para las personas afroamericanas”, dijo María Anderson Portavoz de los Museos del Smithsonian. “También es interesante porque por el tamaño del vagón, era imposible entrarlo en un edificio ya completo y el vago fue traído antes, es decir el edificio fue construido a su alrededor básicamente”.
Pero el museo también presenta todas las riquezas y aportes de este grupo a la cultura y tradiciones estadounidenses a través de la historia. Hay exhibiciones de grandes atletas como Jesse Ownes, las hermanas Williams. Al igual que figuran John Carlos y Tommie Smith, quienes protestaron en los juegos olímpicos en México de 1968, con el símbolo del llamado poder negro.
En el museo podrá encontrar un cuarto dedicado exclusivamente a la historia de Mohammed Dali.
“En esa sección del museo que trata de la historia de los afroamericanos en el deporte. Tenernos aquí objetos personales de él y también fotografías que cuentan la historia de cómo llego a hacer esta celebridad y este fenómeno no solo entre la cultura afroamericana y americana e internacional”, dijo Anderson.
También en el museo se puede palpar y escuchar la riqueza musical de la comunidad negra que objetos de personalidades que quisieron y que aun hacen historia en el Jazz, Hip-Hop, El Rap, entre otros. Otros de los objetos es el legendario Cadillac de Chuck Berry, Michael Jackson, hasta puede encontrar objetos que pertenecieron a Celia Cruz.
La entrada al museo es gratis, pero las boletas para este año ya están agotadas y quienes deseen entrar deben acceder a la página de internet del museo: nmaahc.si.edu

Filed Under: Música y ArteNacionales¿Que Pasa?

RSSComments (0)

Trackback URL

Comments are closed.