Los Latinos necesitamos más opciones escolares en Tennessee

por Raúl López

Para algunas familias que viven en Tennessee, elegir una escuela para sus hijos es algo fácil. La mayoría envían a sus hijos a la escuela pública local porque es más conveniente y/o porque es de alta calidad. Otras familias invierten su propio dinero para mandar a sus niños a una escuela -privada o religiosa- de su elección. En algunos casos, si es que la escuela pública no es una alternativa viable, ciertas familias se mudan a otro vecindario con tal de enviar a sus niños a una mejor escuela pública.

Sin embargo, para algunos (en particular aquellas familias que viven en grandes ciudades, tales como Nashville, Chattanooga y Memphis), elegir una escuela es un dolor de cabeza. ¿Por qué?, pues porque a veces las escuelas cercanas resultan ser buenas y a veces no. Y cuando no lo son, especialmente si los niños son de color o hispanos, no les queda otra opción que tener que quedarse ahí; en un ambiente donde quizás hay crimen, violencia, maestros cuestionables y resultados académicos todavía más cuestionables.

Sin tener los recursos económicos necesarios para pagar por una alternativa diferente, estas familias tienen que resignarse con la escuela donde les tocó, sean cual sean las circunstancias.

Afortunadamente hay quienes estamos luchando para cambiar esto. Valiéndonos de un concepto, conocido como Opción Escolar, nosotros creemos en que los padres deben tener el poder de decidir qué hacer y dónde enviar sus hijos a fin de que reciban la educación que se merecen.

Los legisladores de nuestro estado están batallando para promulgar leyes que permiten el acceso a opciones escolares para nuestra gente. Esta noticia es de mucha importancia sobre todo para aquellas familias que viven dentro de un distrito escolar de bajo rendimiento. Ya es sabido, sin una educación de alta calidad, nuestros hijos no podrán competir en el mercado laboral del mañana, el cual requiere no un diploma de la preparatoria, sino un título más competitivo, uno proveniente de una institución de formación superior o universitaria.

Es penoso, pero cierto: numerosos estudios han encontrado que, a pesar del relativo progreso logrado en los últimos años, un tercio de la población hispana no llega nunca a graduarse ni a recibir un diploma de la preparatoria.

El no graduarse aumenta las posibilidades de terminar desempleado, viviendo en la pobreza e incluso, terminar preso.

A los hispanos nos importa mucho la educación, como lo ha demostrado recientemente el Pew Hispanic Center, cuyos estudios encontraron que para los residentes de origen hispano en los Estados Unidos, la educación es una de las problemáticas de mayor preocupación. De hecho, según se comprobó, es aún más importante que el tema de la inmigración. Siendo este último también de suma importancia.

Ahora mismo existen grupos, como American Federation for Children que están luchando por educarnos a profundidad sobre la necesidad imperiosa de incrementar las opciones escolares en Tennessee. Así mismo, hay legisladores – como el representante estatal Brian Kelsey (R-Germantown) - que buscan introducir leyes que ayuden a las minorías y a familias de bajos recursos a tener mayor libertad cuando se trata de decidir sobre la educación escolar de nuestros hijos.

Como era de esperarse, este movimiento hacia la apertura de opciones escolares tiene sus contrincantes. Entre ellos, los poderosos sindicatos de maestros, al cual le interesa más proteger a sus miembros que velar por el bienestar escolar de nuestros pequeños. Estos grupos de poder emplean tácticas para infundir el miedo, desinformando a nuestra gente a fin de prevenir que la Opción Escolar se convierta en una realidad.

La pura verdad es que los latinos queremos tener acceso a las mismas opciones de las que gozan otras personas en Tennessee. Estamos muy agradecidos por quienes están luchando hombro a hombro por nuestro derecho a elegir una mejor educación para nuestros hijos. De igual manera, le rogamos a la oposición que se ponga en nuestro lugar y reconsidere su postura. Con limitaciones monetarias, con opciones limitadas no podremos darles a las futuras generaciones la educación que tanto se merecen.

###

Raúl López es el Director Ejecutivo de Latinos for Tennessee, una organización que abarca todo el Estado y se dedica a promover la fe, la familia, la libertad y la responsabilidad fiscal. Para conocer más sobre Latinos for Tennessee e involucrarse, por favor, visítenos a nuestra página: http://latinosfortn.com

 

 

 

Filed Under: ComunidadInformaciónNashvilleNoticias

RSSComments (0)

Trackback URL

Comments are closed.