Martinica lidera el grupo B con el triunfo, Estados Unidos y Panamá se reparten puntos

La selección de Martinica cumplió con los pronósticos y venció con facilidad por 2-0 a la de Nicaragua en el segundo partido de la doble jornada inaugural del grupo B de la decimocuarta edición de la Copa Oro, que se disputó en el Nissan Stadium, de Nashville.

Los goles del partido fueron conseguidos, uno en cada parte, con el 1-0 que llegó a los 35 minutos, obra de Kevin Parsemain, marcador que se mantuvo hasta el descanso, y el definitivo 2-0 lo logró Steven Langil cuando se cumplían los 66 minutos de la complementaria. Langil acababa de salir al campo en sustitución de Jean Manuel Nedra, que había recibido amonestación en el primera parte.

De nuevo Parsemian, el mejor jugador en la historia de Martinica, marcó la diferencia en el juego ofensivo de la isla caribeña, y su gol fue decisivo.

Martinica, que consiguió su tercera victoria en el torneo al que llega por quinta vez en su historia, la primera desde el 2009, fue siempre superior en poder físico, técnica y colocación en el campo al combinado nacional de nicaragüense que luchó, pero no generó acciones de peligro.

En el otro duelo. 

Las selecciones de fútbol de Estados Unidos y Panamá igualaron este sábado a un gol en el partido inaugural del grupo B de la decimocuarta edición de la Copa Oro.

Los tantos se marcaron en la segunda parte, al minuto 50 por mediación del delantero Dominic Dwyer para Estados Unidos y en el 60 a través del volante Miguel Camargo para Panamá.

Panamá estuvo siempre mejor colocado en el campo, con un buen toque de balón, seguridad en el pase y además hizo una gran defensa, lo que impidió que Estados Unidos estuviese cómodo.

Sin embargo, fue el equipo de las ‘Barras y Estrellas’ el que tuvo las oportunidades más claras de gol con dos tiros a puerta, incluido el del volante Kelyn Rowe al minuto 26 que el portero panameño José Calderón respondió con un rechazo a dos manos.

Panamá respondió de inmediato, de contraataque y a los 27 minutos fue otro volante, Miguel Camargo, el que forzó al veterano guardameta de Estados Unidos, Brad Guzan, a enviar el balón a tiro de esquina.

La segunda parte mantuvo la misma tónica, pero con las fuerzas físicas ya más condicionadas por el esfuerzo extra realizado debido a la alta temperatura (superior a 35 grados) y de nuevo fue Estados Unidos el que tuvo la oportunidad de marcar y esta vez sí lo consiguió por mediación de Dwyer.

Pero el gol hizo que Panamá jugase su mejor fútbol ofensivo y encerrara a Estados Unidos, para contar durante cinco minutos con dos claras oportunidades de empatar, lo que al final llegó con todo merecimiento, pese a la gran parada de Guzan que precedió el gol.

Filed Under: DeportesInformaciónNashville

RSSComments (0)

Trackback URL

Comments are closed.